top of page

¿Por qué perdemos dientes?

Perder dientes es lo normal cuando somos niños es, simplemente una señal de crecimiento y evolución hacia la etapa adulta. Pero, la pérdida de piezas dentales cuando hemos alcanzado la madurez debe ser, sin duda, un motivo de preocupación. Nosotros te contamos por qué perdemos dientes y cuáles son las razones por las que debemos ponernos siempre en manos de un especialista.

Un simple golpe puede ocasionar la pérdida de una de nuestras piezas dentales. Este accidente puede acarrear problemas estéticos dado que afecta a la fisionomía de nuestra dentadura/boca, pero no va más allá de una sustitución de las mismas, en la mayoría de los casos.



El problema es, y de ahí la necesidad de prevenir y estar atentos a cualquier síntoma que nos indique la posibilidad de encontrarnos con la caída de un diente, que cuando somos adultos, la pérdida de una pieza dental suele indicar un problema de salud bucodental e incluso la existencia de una enfermedad.

Las causas más comunes son las caries y las afecciones de las encías, periodontitis o gingivitis. En estos casos, la falta de revisiones dentales profesionales para comprobar tu salud bucodental puede llevarnos a esta temida pérdida de piezas dentales. Si se detectan a tiempo los problemas que suelen acarrean este tipo de afecciones, podremos evitar que la enfermedad progrese hasta llegar a la caída de un diente.

Otro de los motivos que puede llevarnos a perder una pieza dental es la falta o una inadecuada higiene bucal. También, una dieta que contenga alimentos perjudiciales para la dentición o el tabaquismo.

Asimismo, pueden acelerar el proceso enfermedades o patologías como la diabetes, tener la presión arterial alta o la artritis reumatoide.

En todos estos casos, la prevención y la detección para el inicio del tratamiento adecuado es la mejor forma de evitar un inconveniente estético que deja de serlo hasta convertirse en un problema de salud bucodental.


¿Cómo prevenir la pérdida de dientes?


Para prevenir la pérdida de piezas dentales será fundamental que sigas estas recomendaciones:

Mantener una buena higiene bucal (mínimo dos veces al día), incluyendo en tu cepillado diario una pasta dental con flúor.

No olvidar en nuestra rutina la limpieza de la lengua insistiendo, también, entre los dientes (con un cepillo interdental o hilo dental).

Cambiar de cepillo cada tres meses.

Visitar al dentista de manera frecuente, al menos una vez al año, dada la importancia de la prevención y de un diagnóstico adecuado, en estos casos.

Cuidar nuestra alimentación introduciendo en la dieta con calcio y evitando la ingesta de azúcares.

A tener en cuenta, también, malos hábito como fumar o morderse las uñas.

Sólo son pequeñas pautas que nos ayudarán a evitar la pérdida de piezas dentales. Visitarnos a tiempo será fundamental para corregir a tiempo el problema de la mano de un profesional.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page